Técnicas de estudio: ¿Qué es la lectura activa?

lectura-activa-min
0

A más de un@ nos ha pasado que cuando estamos leyendo un texto más o menos denso inconscientemente dejamos de prestar atención a la lectura. Es decir, leemos por mecánica sin procesar la información. Ante esta situación, os proponemos la lectura activa, una técnica de estudio que nos ayuda a reforzar lo que leemos.

¿Qué es la lectura activa?

Se trata, como hemos apuntado, de un método que ayuda a comprender lo que se está leyendo a través del pensamiento crítico. En otras palabras, en la lectura activa, debemos pensar críticamente sobre lo que hemos leído. Es un método sencillo pero que requiere tiempo y paciencia.

Beneficios de la lectura activa

La lectura activa tiene muchos beneficios, entre ellos:

  • Desarrollo del hábito de lectura.
  • Incremento del pensamiento crítico.
  • Mayor retención de la información.
  • Crecimiento de la seguridad en un@ mism@.
  • Curiosidad por la actualización de contenidos.

El paso a paso y algunas técnicas  

Su ejecución es muy sencilla. Cada 2 o 3 párrafos nos detendremos a pensar sobre lo que hemos leído y si se ha digerido correctamente. Eso sí, antes de nada, hemos de alejarnos de cualquier distracción como la televisión, las redes sociales o el móvil y deberemos limpiar la zona de lectura para que sea cómoda y adecuada. Además, recomendamos leer el índice del libro o el resumen para saber cómo se va a estructurar el libro, el temario…etc.

Una vez preparad@s para iniciar la lectura, se pueden implementar un seguido de técnicas:

  • Subrayar las ideas principales del texto. De este modo podremos revisarlas fácilmente a simple vista.
  • Hacernos preguntas  sobre lo que hemos leído. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué es relevante lo que hemos leído?
  • Hacer anotaciones a los márgenes que nos ayuden a comprender el texto.
  • Identificar el vocabulario que no conocemos y definirlo.
  • Resumir en otras palabras la información que hemos leído.
  • Realizar mapas o bocetos que nos ayuden a entender y retener la lectura.

Como veis, el procedimiento es muy sencillo, cualquier persona con ganas de aprender y retarse a sí mism@ puede incluirlo en sus hábitos de estudio.

Leave us a comment

4 × 4 =