Gamificación en educación, en qué consiste

dimajobs-min
0

Progresivamente hemos visto cómo los modelos educativos más tradicionales daban paso a nuevas metodologías mucho más dinámicas y lúdicas. Aquí es donde entra la gamificación, una técnica que consiste en aplicar las leyes de los juegos en el aprendizaje. Es decir, jugar para aprender.

¿Por qué es importante la gamificación en educación?

Porque se trata de una metodología que ayuda a la interiorización de los conocimientos de una forma mucho más divertida y amena. Además, favorece la concentración y la motivación, así como la productividad y la estimulación del trabajo en equipo. El resultado es una experiencia memorable y que incentiva la superación de forma saludable.

¿En qué se basa la gamificación?

Antes de empezar a crear juegos de gamificaicón, hay que tener claro que la gamificación introduce mecánicas de juego al aprendizaje. Por lo que es necesario establecer una serie de normas en las que se basará el aprendizaje concreto. A continuación, destacamos algunas mecánicas que se usan en gamificación con el objetivo de crear historias con hilo argumental y que enganchan a los jugadores.   

  • Niveles: Cada vez que el estudiante adquiere unos conocimientos o supera algún reto, sube de nivel. Los niveles muestran la implicación del usuario.
  • Puntos: Los estudiantes consiguen puntos que premian su esfuerzo.
  • Clasificación: Se trata de establecer rankings entre los usuarios que participen. Este tipo de mecánica ayuda a crear una competencia sana y a querer superarse día tras día.  
  • Desafíos: consiste en la competición directa con otros usuarios con el objetivo de conseguir un premio o recompensa.
  • Retos: esta mecánica consiste en resolver una incógnita, ya sea de forma individual o en grupo.
  • Regalos, premios o badges: El usuario, en vez de obtener puntos, obtiene bienes tras conseguir un objetivo.

Además, cabe destacar que la gamificación permite crear tanto juegos cooperativos, donde todos los jugadores compiten conjuntamente con el fin de conseguir un mismo objetivo, como juegos individuales o grupales.  

Otro aspecto en el que se basa la gamificación es en el tipo de jugadores. Es muy importante tenerlos presentes si queremos que el juego se adapte a nuestros estudiantes. Según Richard Bartle, existen cuatro tipos de jugadores:

  • Asesinos: aquellos jugadores que quieren ganar, les gusta competir, luchar.
  • Explorador: aquellos jugadores curiosos que quieren descubrir y aprender, buscan interactuar con el sistema.
  • Sociable: aquellos jugadores que comparten, reflexionan y discuten con otros jugadores, buscan socializarse con los demás.
  • Triunfador: aquellos jugadores que quieren ser los primeros, se comparan con el resto de jugadores y son muy activos con el juego.

Algunos ejemplos de gamificación en educación

  • ClassDojo: es una de las herramientas más populares en cuanto a gamificación en el aprendizaje. ClassDojo permite a los estudiantes tener feedback a tiempo real y a los profesores crear contenido divertido e interactivo.
  • Kahoot!: es una herramienta que permite crear cuestionarios a modo de evaluación. Se adapta perfectamente a cualquier entorno y ayuda a propiciar la participación de los estudiantes.

Leave us a comment

12 − 2 =